Contáctenos

¿Que es la Fiebre Aftosa?

(Tomado de la Revista del Plan Agropecuario, número 94).

La Fiebre Aftosa es una enfermedad viral, muy contagiosa, de curso rápido que afecta a los animales de pezuña partida o hendida ; se caracteriza por fiebre y formación de vesículas principalmente en la cavidad bucal, hocico, espacios interdigitales y rodetes coronarios de las pezuñas.

 ¿Quien la produce?
El agente etiológico de la Fiebre Aftosa es un virus perteneciente a la familia Picornaviridae.
Existen 7 serotipos diferentes del virus estando presentes en América del Sur solo los serotipos A,O y C.

 ¿A que especies animales afecta?
Se reconoce que todas las especies de pezuña partida domésticas o salvajes son susceptibles a la enfermedad en forma natural.
Así, con mayor o menor intensidad según la especie , la fiebre aftosa debe ser considerada como una infección natural de los bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, jabalíes, ciervos y venados entre otros.
La enfermedad es especialmente severa en los lechones en los cuales se produce elevada mortandad, aun sin observarse lesiones en la madre. Puede presentarse la forma cardíaca con muerte súbita.
En ovinos y caprinos la fiebre aftosa es una enfermedad mas benigna que en los bovinos.

 ¿Es una enfermedad que afecta también al hombre?
La fiebre aftosa es una infección animal; el hombre es un huésped accidental que rara vez se infecta y enferma.
Es mas importante el papel de los humanos en la transmisión mecánica indirecta del virus a los animales a través de vestidos, calzados y manos contaminadas, ya que el virus puede sobrevivir varios días en el medio externo.

 ¿Como se manifiesta la enfermedad en las diferentes especies?
En los bovinos la primera manifestación clínica es la reacción febril que puede alcanzar a 40 oC seguida de depresión, falta de apetito y retardo o cese de la rumiación.

La enfermedad presenta síntomas bastante característicos con formación de vesículas en la boca (especialmente en la lengua y también en los labios encías y paladar superior), hocico, espacios interdigitales y rodetes coronarios de las pezuñas y con cierta frecuencia en los pezones y en la superficie de la ubre.


Puede ocurrir intenso babeo (sialorrea) y un ruido característico de la lengua en la boca (chasquidos bucales como de succión). El animal se alimenta mal, debido a la dificultad para comer, pierde peso y a veces hay disminución o cese total de la producción de leche.

Las vesículas se rompen en uno a tres días dejando erosiones húmedas, dolorosas y sensibles, de color rojizo en la mucosa bucal y nasal así como en los epitelios de las patas y otras regiones (pezones).

El animal presenta claudicación rigidez y pelos erizados.En las hembras gestantes pueden ocurrir abortos a veces con preñez avanzada.  

En porcinos los primeros síntomas son evidenciados por claudicación; son afectados especialmente los miembros anteriores con presentación de dolor intenso y manquera.
Los animales presentan fiebre elevada, perdida de apetito, depresión y las lesiones de las patas se inician con manchas rojas y luego la formación de vesículas en el rodete coronario, dedos, espacio interdigital y almohadilla plantar.

Generalmente hay inflamación intensa de las patas con desprendimiento de uñas. Sin poder caminar los animales quedan caídos y tienen dificultad para procurar alimentos.  

Las lesiones en el hocico son frecuentes, a veces se forman grandes aftas, siendo mas raras en la boca. En los lechones la enfermedad es mas severa como se especifico anteriormente pudiendo producir alta mortalidad.  

En ovinos y caprinos la fiebre aftosa es una enfermedad mas benigna que en los bovinos. Normalmente las lesiones se traducen por pequeñas vesículas en el dorso de la lengua, labios, encías y paladar duro. Como la mucosa de la boca es muy tenue, normalmente esas lesiones se encuentran abiertas cuando se examinan los animales. Aunque se pueden confundir con traumatismos y otras infecciones, las lesiones en las patas son las mas visibles indicadas por la claudicación de los animales. Esas lesiones, cuando están presentes se localizan de preferencia en los rodetes coronarios y con menor frecuencia en el espacio interdigital. Rara vez se encuentran lesiones en los cuatro cascos. Debido a esa sintomatología considerada leve, muchas veces la fiebre aftosa pasa desapercibida en estas especies. 

¿Que otras lesiones produce?
Aparte de las lesiones que es posible observar externamente y en la cavidad bucal, las lesiones mas comunes provocadas por la fiebre aftosa pueden ocurrir en rumen, músculos y corazón. Muchos lechones mueren súbitamente sin lesión vesicular, por lesiones en el corazón.
 

¿Como se trasmite la enfermedad?
La enfermedad se trasmite por contacto con animales infectados y con objetos contaminados.
Las vías de infección mas importantes para el mantenimiento del proceso infeccioso son el aire expirado y la leche.

El bovino es la especie mas importante en la diseminación y mantenimiento de la enfermedad. La máxima actividad infectante por vía aérea en bovinos se encuentra entre 1 a 4 días luego de la infección con un máximo de hasta 14 días.

El virus aftoso es excretado mucho antes de la aparición de las lesiones clínicas. Esto significa que los animales que presentan lesiones típicas de fiebre aftosa bien desarrolladas son escasamente peligrosos como transmisores. Lo son en cambio, cuando esas lesiones aún no han aparecido o cuando recién comienzan.  

El contacto directo entre animales, la transmisión a distancia por corrientes de aire, la transmisión alimentaria por consumo de productos de origen animal (carne, vísceras y leche), la transmisión sexual, la transferencia mecánica (humanos, pájaro, insectos, vientos, residuos, autos, etc.) han sido imputados en mas de una vez como responsables por el inicio de un brote de fiebre aftosa.

Se entiende como origen o fuente de infección por virus aftoso al animal en el cual el virus se multiplica y es eliminado en forma tal que permita la infección de otro animal susceptible , independientemente de la vía de transmisión.  

La capacidad de sobrevivencia del virus en los distintos materiales orgánicos es muy variado dependiendo de la humedad y temperatura. Como guía se puede observar la tabla siguiente

Sobrevivencia del Virus de Fiebre Aftosa

Producto

Condiciones

Período de tiempo

Suelo

Verano - Invierno

1 semana – 21 semanas

Plantas forrajeras

Verano - Invierno

1 semana – 7 semanas

Fardos de Heno

Verano - Invierno

4 semanas – 29 semanas

Agua

Temp. ambiente

3 a 14 semanas

Moscas

Temp. ambiente

10 semanas

Lana

Temp. ambiente

2 semanas

Pelo de ganado

Temp. ambiente

4 a 6 semanas

Botas de goma

Temp. ambiente

102 días

Ropa de algodón

Temp. ambiente

63 a 68 días

Cuero (zapatos)

Temp. ambiente

30 a 35 días

Leche fresca sin tratar

Temp. ambiente

25 horas

Leche en polvo

Con menos de 6% de humedad

2 años

Carne vacuna

4oC – 0oC

73 días – 194 días

Carne de cerdo

Temp. ambiente

4 a 6 días

Esto nos da la pauta de los distintos medios y elementos por los cuales se puede vehiculizar el virus y nos permite entender los esfuerzos que se deben realizar para de alguna manera evitar que dicho agente entre en contacto con animales susceptibles.

¿Como se controla la enfermedad?
Las medidas de control para la fiebre aftosa depende del status sanitario que tiene cada país. En el caso de Uruguay que en 1996 fue declarado Libre de Fiebre Aftosa sin vacunación lo que se debe hacer es impedir de forma absoluta el ingreso del agente viral a través de la introducción de animales, productos o subproductos de origen animal de lugares o países que no estén libres de la infección.

 ¿Que se debe hacer frente a una sospecha de la enfermedad?
Por la Ley 16.082 los casos sospechosos de Fiebre Aftosa deben ser comunicados, tanto sea por los productores como por los Médicos Veterinarios, a los Servicios de Sanidad Animal..

 En situaciones que se observen signos y síntomas similares a los que se presentan en Fiebre Aftosa, se debe consultar a un Médico Veterinario de manera inmediata para que observe el caso y realice un diagnóstico diferencial. Hay otras enfermedades que pueden ser confundidas con Fiebre Aftosa que están presentes en el país.

El Médico Veterinario deberá comunicar a los Servicios de Sanidad Animal, dicha sospecha y técnicos de dicha repartición, deberán visitar el predio y realizar un estudio de la situación, tomando muestras de los animales si es necesario para el envío al Laboratorio quien confirmará o descartará la presencia de la enfermedad.

 ¿Cuales son las pérdidas económicas que produce?
Desde el punto de vista social y económico la fiebre aftosa afecta a todos los actores de la cadena de producción agropecuaria (familias rurales, productores, industriales, proveedores, consumidores) por sus efectos desfavorables sobre la producción, las actividades comerciales del sector y los gastos públicos para su control y erradicación

Su importancia deriva de las implicancias socioeconómicas que su presencia origina, sobre todo en los mercados internacionales de animales, productos y subproductos de origen animal; en los perjuicios directos que ocasiona sobre la producción y productividad ganadera y en los costos públicos y privados motivados por su prevención, control y erradicación.

 Además de las perdidas de producción a través de la disminución de peso, detrimento en la producción de leche y muerte de los animales en algunos casos, se debe sumar las restricciones a la exportación de animales y sus subproductos a países libres de la enfermedad (circuito no aftosico).
En el presente es la enfermedad para cuya prevención o combate se dispone de mayores recursos en el mundo.

 Como manifestaba el Dr. Pastorino en los comienzos del programa de control de Fiebre aftosa en nuestro país " la efectiva participación de todos los actores de las campañas sanitarias, despierta la responsabilidad colectiva, permite superar dificultades, evita fracasos y lo que mucho importa consolida las conquistas logradas".

Hoy mas que nunca estas manifestaciones están vigentes y reafirma que la lucha de esta enfermedad es tarea de todos.

(Tomado de la Revista del Plan Agropecuario, número 94).

 LA ONDA® DIGITAL

 

 

 

Inicio

URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista LA ONDA digital