Contáctenos

Encuestas:
¿y a mi para qué me sirven las encuestas?

por Carlos Zapiola

Si alguien le pregunta a un tornero para que sirve un torno lo mirará con cara extrañada. Si a un médico le preguntamos para que sirve una auscultación, o nos contesta con una larga explicación científica sobre sus bondades o nos mirará con cara extrañada. Por eso, cuando a uno le preguntan para qué sirven las encuestas o mira con cara extrañada o escribe una nota.

Las encuestas son herramientas, sofisticadas, científicas y necesarias en el mundo moderno. Nadie que quiera hacer una inversión, ya sea publicitaria o para importar o exportar un producto o servicio, debería olvidar el recurrir a ellas para lograr resultados mejores en la misma.

En política, las que importan son las que van marcando la evolución de partidos y candidatos que se dan a publicidad, pero también y mucho, interesan a los mismos partidos y candidatos esas otras que son restringidas y de uso personal, que muestran imagen, caminos y rivales a sortear.

Hay quienes usan de ellas para crear imágenes y necesidades de consumo de productos o candidatos. Hay quienes lo hacen para conseguir votos, partiendo de la premisa que una encuesta influye en los votantes y el estar bien posicionado ayuda a mantener esos apoyos.

Las encuestas no son las culpables de la votación o receptividad que tenga un producto. Si uno hace una buena estrategia de Marketing, puede lograr imponer la necesidad de compra de uno de ellos, pero si el producto es malo, más caro que otros, o sea no es creíble, terminará fracasando mas acá o más allá.

Además uno no está solo en el mercado, sino que tiene competencia interactuando y complicando más el panorama.

Si es bueno o malo que una encuesta llegue al conocimiento público y cuándo es la última fecha para publicar resultados, si hablamos de una investigación sobre elecciones, tiene dos bibliotecas escritas, una a favor y otra en contra. Nuestra opinión es que se debe llegar al menos a las 72 horas anteriores a la elección sin veda, y que el ciudadano tiene todo el derecho a conocer cuál es la realidad política en el momento en el que debe definir sus preferencias. Si se establecen prohibiciones, están se burlan fácilmente y lo peor de todo, es que puede entrar a correr el rumor, el "yo tengo la última", lo que puede ser mucho más peligroso que conocer la información de primera mano.

Todo es preguntable y es válido publicar o no resultados. Pero ¿cualquier encuesta es válida entonces?. NO

Y ese no es rotundo. Para que una encuesta sea válida debe cumplir con una serie de pasos imposible de saltearlos. Se debe efectuar una muestra dentro del universo a estudiar - lo que lleva a que no todas las personas sean encuestadas y surja una de las primeras dudas "a mí nunca me encuestaron"-. Se calculará el margen de error de acuerdo al tipo y tamaño de muestra establecido, lo que dará un acercamiento a lo que piensa la ciudadanía sobre un tema o servicio. Cuanto menor sea el margen de error mayor será la cantidad de entrevistados, hasta un límite estadístico donde es prácticamente inmodificable. Pero más casos achican el error y encarecen los costos.

Se hará un cuestionario con respuestas preestablecidas donde se obliga al entrevistado a situarse, o se le da la posibilidad de explicar lo que piensa con respuestas "abiertas". Ambos pasos es fundamental que se realicen manejando criterios científicos y lógicos. No es posible aceptar como válida una encuesta en cuya pregunta se influya sobre la respuesta. Y si de influir se trata se puede hacer de muchas maneras.

Lo mismo ocurre con la muestra. Una muestra mal recogida, invalida el mejor material recogido, porque se pierde el control sobre los márgenes de error.

Por hoy, no nos extenderemos más. Dejaremos planteadas algunas preguntas para notas siguientes. ¿Cómo me doy cuenta si una encuesta es válida?. ¿Hay otras razones invalidantes?. En Uruguay ¿cómo se actúa?. ¿Son mejores las encuestas uruguayas que las de otros países?.

Invitamos también a los lectores a plantearnos las dudas que tengan, porque no hay nada mejor que terminar esta nota, pidiendo la opinión de ustedes. Haciéndoles una encuesta. LA ONDA® DIGITAL

 

 

 

Inicio

URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista LA ONDA digital