Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

En la "Isla del encanto",
el otro lado del Paraíso

por Ann García

Relato de una estudiante St. Mary’s University, San Antonio, Texas- USA, sobre la violencia familiar en su país, y las alternativas que la sociedad puertorriqueñas se han dado para enfrentarla.

Puerto Rico es considerado como la "isla del encanto" Con las playas, las ciudades coloniales, la isla se convierte en una de las más visitadas en el caribe.  Sin embargo, muchas veces cuando uno visita a la bella isla, no se entera de los problemas que existen. La violencia doméstica en Puerto Rico ha sido y es un problema grave. Con estudios hechos por la Oficina de la Procuraduría de las Mujeres en San Juan, se ha estudiado que cada quince días una mujer es herida o muerta por causa de la violencia doméstica.  Obtuvieron esta estadística por el cálculo por las muertes totales de 2003 y dividiendo ese numero entre los días en un año.  Muchos dicen que esta  situación se relaciona con la sociedad y la ideología del machista. 

Muchas familias enseñan a sus hijos como ser machistas. Aunque la isla es un Estado Libre Asociado de los Estados Unidos y es muy moderna, la tradición de ser macho y tener el derecho de maltratar a las mujeres no ha cambiado.  Desafortunadamente, muchos hombres aprenden a  golpear a sus novias o esposas por crecer en una casa donde es común esta tragedia.  Sin embargo, hay mucha ayuda para mujeres que son sobrevivientes de esta situación. 

La ley 54 establece que la Policía de Puerto Rico tiene la obligación de Intervenir y arrestar a las personas acusadas en situaciones de maltrato. 

Casos Reales de la Violencia Doméstica en Puerto Rico
El 4 de junio en 2000, el periódico puertorriqueño El Nuevo Día, reportó que un hombre llamado David Cordero Sánchez mató a su esposa, Zoraida Vázquez López y luego se quitó su vida.  Esta tragedia fue causada por los celos que tenía Cordero Sánchez a su esposa. Ellos tenían un hijo de tres años cuando esto sucedió.  Muchas veces los esposos tienen celos de sus esposas y las que tratan de controlar para que ellas no se alejen de su lado.  En este caso, el matrimonio estaba teniendo problemas y la pareja estaba separada cuando pasó la tragedia. 

El caso de Héctor Mercado Cedeño quizás haya sido unos de los peores del siglo 21 en Puerto Rico. Este hombre es conocido como "El Monstruo" porque mató a su esposa y cuatro hijos en el año 2000.  Este incidente pasó en la ciudad de Utuado, cuando Mercado Cedeño atacó a su esposa y sus cuatro hijos, aunque ella tenía un orden de protección contra él.  Desafortunadamente los vecinos y muchos de la familia de Carmen Maldonado no sabían de la orden y eso le facilito a Mercado Cedeño ir a su casa. 

Otro caso se concreta el 18 de enero de 2002 en Vega Baja, Puerto Rico.  Eloy García Rosario de 54 años disparó contra su mujer cuando ella estaba en una sala de clases en la Carribean University. La secretaria, Ilena Maldonado, trató de intervenir en la discusión entre la esposa de García Rosario, Juana Báez de Simón.  Maldonado dijo al hombre que se fuera del cuarto, pero García Rosario le disparó un tiro y la dejó en condición crítica. Luego él mató a su esposa a sangre fría en la sala de clase. Nadie estaba presente en la clase cuando esto sucedió.  Luego, García Rosario se pegó un tiro (Primera Hora, 26). 

Estos casos son tristes e impactantes pero son solo dos casos de miles que han pasado desde esos años. La Oficina de Procuraduría de las Mujeres este año ha visto desde el mes de marzo 4,000 incidentes de la violencia doméstica que ha ocurrido en 2004. 

La Ley 54
En 1989, la Ley 54 empezó y ha permitido que la Policía de Puerto Rico tenga el derecho de intervenir y arrestar a la persona acusada en situaciones del maltrato. La Ley 54 considera delitos de violencia doméstica. También la ley tiene dos remedios las órdenes de protección y la radicación de casos criminales. 

La Ley 54 provee para obtener las órdenes de protección proteger a la víctima que ha sido maltratada. Con las órdenes, permite que un(a) juez establezca condiciones específicas para atender las necesidades de las víctimas de violencia doméstica para la protección de su vida. Otro aspecto de la ley es que establece una pena por doce meses por la comisión de este delito. A veces la pena puede ser reducida a nueve o aumentar hasta dieciocho meses. 

La radicación de casos criminales es cuando una persona se implica en cinco de los delitos graves previsto por la norma: maltrato, maltrato agravado, maltrato mediante amenaza, restricción de libertad y a agresión sexual conyugal. El delito del maltrato agravado; se identifica con empujones, mordiscos y patadas.  Otra parte del maltrato es la violencia psicológica que es el maltrato mediante amenaza. 

Por ejemplo, el chantaje, el aislamiento, las amenazas de privar la custodia de los hijos y la destrucción de objetos apreciados por la víctima. El maltrato sexual es la agresión sexual conyugal que es la utilización de la violencia en las relaciones sexuales. Unos ejemplos son tratar a la pareja como un objeto sexual y tener el sexo forzado sin el consentimiento ni el deseo de ambos . La restricción de la libertad es cuando la persona acusado rompe el orden de protección. 

La Prevención de la Violencia en las Relaciones de Parejas
Personas en relaciones pueden prevenir la violencia doméstica con el respeto y la justicia de ambos. Por ejemplo las personas deben limitar sus críticas y juzgas de sus parejas. Esto elimina la tensión en las discusiones y la baja de autoestima entre personas. Otra forma de prevención es el equilibrio de los derechos humanos a las mujeres y hombres. Además las parejas pueden ejercer el compromiso y la negociación cuando toman decisiones y en las discusiones.
 

Los Agresores
Cualquier hombre sin importar su nivel socioeconómico, su raza o su religión puede ser agresor. Aunque muchos hombres no son violentos, la violencia es una conducta que determinados hombres han aprendido de su familia y de la sociedad para expresar su masculinidad. Para muchos, la violencia es una representación del poder, el control y una expresión aceptable para dominar a una mujer.  Un trazo de carácter son los celos. Por ejemplo un hombre que es celoso al extremo es alguien quien tiene más riesgo de tornarse un agresor de su pareja.  También están entre está clase de hombre los que tiran o rompen cosas y muestran crueldad ante los animales. 

Estos hombres típicamente tienen sentimientos en los extremos no tienen un medio en su vida.  Por ejemplo, un hombre que tiene caracteres agresores se siente fácilmente enamorado, tiene cambios de su temperamento y tiene expectativas no realistas de su pareja. Otros señales  físicos son la utilización de la fuerza física en discusiones y en las relaciones sexuales. El abuso verbal es una táctica de control, un agresor usa contra su pareja en discusiones y para disminuir la autoestima. 

El hombre que tenga estas características tienen más riesgo de ser abusador:

  • Historial de violencia con parejas del pasado

  • Fue abusado sexualmente o físicamente en su niñez

  • Utiliza habitualmente el alcohol y las drogas

  • Ha sido diagnosticado con enfermedades mentales

  • Amenaza con el suicidio

  • Abusa de los hijos físicamente

  • Es dueño de armas ilegales o legales

El Ciclo de la Violencia Doméstica
La sicóloga Leonore Walter en 1979 constato que muchas relaciones tienen un ciclo de conducta violenta. La primera fase es la tensión. Esta etapa puede durar unas horas, meses o años.  La víctima trata de evitar la violencia con comportamiento complaciente y siente miedo. Los caracteres de la violencia comienzan con las discusiones verbales y las amenazas. 

Ordinariamente la segunda fase es cuando el maltrato físico empieza.  El maltrato puede incluir patadas, abuso sexual, empujones, bofetadas y puñaladas. Cuando el primer ataque ocurre, muchas veces la víctima puede alejarse del abusador. Además, en esta etapa, las víctimas buscan ayuda y  protección. El abusador en la tercera etapa se sienta avergonzado y pide perdón a la víctima.  Muchas veces se trata de ganar a la víctima con regalos costosos y con cortesía. La víctima con la esperanza que el agresor cambie su manera de ser, considera dar una oportunidad a la relación. Desafortunadamente, este ciclo de la violencia ocurre otra vez más. 

Las Mujeres en Relaciones Violentas
Como los agresores, las mujeres en relaciones violentas pertenecen a todos los grupos sociales y étnicos de Puerto Rico. Hay muchas razones por laque las mujeres se mantienen en sus parejas en situación de la violencia doméstica.  Una de ellas es la religión. Por ejemplo, la iglesia católica no reconoce el divorcio y las mujeres católicas no quieren divorciarse y cometer ese pecado. 

También porque muchas mujeres han sido educadas en el papel de la mujer  esposa y vivir con su marido aunque tengan  problemas en la convivencia.     Las mujeres en estas sociedades sufren presión al ver que tienen que cumplir estas expectivas para resolver los problemas en el matrimonio. 

El divorcio podría causar el respaldo en las relaciones con familiares y los amigos. Otro factor es que las mujeres no quieren estar en la soledad por causa del divorcio. Entonces comienzan a tener fe que su pareja puede cambiar, pero muchas veces eso no sucede. 

Aunque hoy muchas mujeres que son independientes, todavía existen mujeres que se quedan en la casa con los hijos y que no trabajan. La razón económica es otro problema que las mujeres puertorriqueñas  enfrentan. A veces las mujeres no tienen una educación formal y al dejar su pareja les seria  muy difícil, especialmente cuando no tienen un sueldo estable y vivienda. 

Los Tipos De Maltrato: Físico, Psicológico y Sexual
Hay tres tipos de maltrato en la violencia doméstica.  El maltrato físico que significa fuerza física que cause daño a la pareja y también pasa cuando hay una obligación para hacer un acto forzado. Unos ejemplos del maltrato físico son empujones, golpes, fracturas, mordiscos y mutilaciones. En circunstancias extremas, el maltrato físico también puede incluir el uso de armas de fuego, cuchillos, bates y machetes. 

 

El maltrato psicológico ocurre cuando una persona es criticada y desvalorizada.  Además, el maltrato puede empobrecer la autoestima de la persona. Una muestras es cuando hay restricción  de la libertad y la intimidación. A veces, el agresor usa esas muestras para controlar la vida de la persona con el aislamiento de otras personas que son importantes para la víctima. 

También  la víctima puede sufrir de falta de libertad en el aspecto económico.  Muchas veces, los hombres no dejan a la mujer trabajar para que ella tenga que pedir dinero. En el maltrato sexual, puede suceder cuando el agresor trata a la victima como un objeto sexual. También cuando la victima tiene relaciones sexuales sin su consentimiento.  Además, la victima puede ser agredida en sus partes sexuales. 

Los Efectos de la Violencia Doméstica en las Victimas
Los golpes contra de las víctimas no-solo son golpes físicos.  Los golpes de estas víctimas son recuerdos de maltrato psicológico que nunca se van de la mente. Las víctimas que son sobrevivientes sufren del maltrato síquico: Los sentimientos de desvalidez, baja autoestima donde muchas refuerza el  aislamiento de otros por no creer en sus valores. Otros efectos que las víctimas encuentran son la depresión que incluye la pérdida del apetito y otras enfermedades físicas y mentales. Una de estas manifestaciones es el insomnio, puede pasar que las víctimas no quierán dormirse porque tienen pesadillas y preocupación. A veces, sienten miedo paralizador que es resultado del temor de ser atacadas por el agresor.
 

Impacto de la Violencia en los Niños y Adolescentes
Además de afectar a la victima que en la mayor parte de la violencia doméstica son las mujeres, los hijos de esas familias sufren. Hay varios indicadores donde los hijos muestran sus sentimientos en sus acciones. Por ejemplo, los niños pueden mostrar violencia para resolver los conflictos. 

También, pueden ser agresivos cuando están jugando con otros niños.  Los niños pueden sufrir de dolores estomacales, dolores de cabeza y tener pesadillas.  Los adolescentes de familias con historia de violencia doméstica se casan y tienen hijos a edades jóvenes. Otro indicador es que los hijos pueden identificar la conducta sexual como una forma donde pueden controlar la persona con poder en relaciones sexuales. Sin embargo, los adolescentes también muestran sentimientos suicidas y pueden cometer homicidios. 

La Salida de una Relación Violenta
Salir de una relación violenta puede ser un esfuerzo importante y más difícil en la vida de una mujer. La mujer debe identificar los indicadores de la violencia en su pareja. Luego, debe preparase y tener todo planeado y listo para el día cuando lo va hacer. La mujer puede corresponder con alguien de confianza y   apoyarse para  llevar a cabo su decisión, porque no debe guardar silencio cuando está planeada su libertad en una relación violenta. Otra estrategia es que la mujer consiga trabajo para la independencia económica y conocer organizaciones de apoyo que tienen experiencia con sobrevivientes de la violencia doméstica. 

El ciclo de la violencia doméstica es como las olas del mar caribe en Puerto Rico.  A veces el ciclo de la violencia es muy fuerte como las olas ferrosas y en otras oportunidades las olas son calmadas como en  el periodo en que la pareja se reconcilia.  Como con el mar, estar en una relación violenta no es bueno para cualquier persona. 

Aunque mucha gente piensa que Puerto Rico tiene mares maravillosos y atracciones interesantes, el otro lado del paraíso es la violencia doméstica.  Cada año muchas mujeres puertorriqueñas son víctimas  a esta cruel forma de abuso mental, físico y sexual.  La violencia doméstica no discrimina en sus víctimas porque cualquier mujer rica o pobre puede ser víctima.  Hay varias maneras que una mujer puede cuidar a ella misma como tener información sobre los signos de un hombre puede abusador. 

Desgraciadamente, muchas mujeres pierden su pensamiento lógica cuando se enamoran y se niegan a ver la verdad cuando una situación de la violencia doméstica ocurre. 

Sin embargo, hay esperanza para mujeres maltratados en Puerto Rico.  La Pprocuraduría de las Mujeres, es unas de las oficinas y agencias numerosas que ayudan a las víctimas de la violencia doméstica. Estos sitios ofrecen información y referencias de refugios para lograr salir de una vida violenta. 

Además, la Ley 54 también ayuda a las víctimas por los beneficios como las órdenes de protección y la radicación de los casos criminales. Por muy difícil que sea las mujeres pueden seguir adelantes con sus vidas con las esfuerzas de dejar todo el dolor hacia el pasado.  Para obtener la libertad de la violencia doméstica, una mujer puede ver en ella misma y en las vidas de sus hijos que merecen vivir en un ambiente sin golpes, lágrimas y pesadillas. 

LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital