Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

Leer artículo Reforma do Judiciário e os Tratados de Direitos Humanos
Valerio de Oliveira Mazzuoli
El Acuerdo Bretón Woods y
sus consecuencia contemporáneas
Maria Laura Sánchez

El Acuerdo Bretón Woods y
sus consecuencia contemporáneas

por la profesora Maria Laura Sánchez*
(Argentina)

En julio de 1944, 44 países se reunieron en la ciudad estadounidense de Bretton Woods, New Hampshire, para establecer el sistema monetario internacional de posguerra. Aunque aparentemente era una conferencia de las Naciones Unidas, estuvo estrictamente controlada y dirigida por
los Estados Unidos. Esta reunión histórica que dio origen al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM), en un principio  llamado Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo  (BIRD), marcó el comienzo del dominio de Estados Unidos sobre el decadente poder imperial de Gran Bretaña y posteriormente sobre los países en vías de desarrollo.

Tras la Segunda Guerra Mundial nació la llamada Cooperación Internacional

y en ese momento se hizo evidente la existencia de dos bloques de países netamente diferenciados por sus niveles de riqueza y bienestar: los que disfrutaban de una mejor posición económica (los países industrializados) y los que se situaban en una posición menos ventajosa (los países en vías de desarrollo). Para paliar esta situación los primeros se comprometieron a transferir una serie de recursos a los segundos. 

Para este fin se creó el Sistema Bretton Woods (1944-1976) que tenía como objetivo impulsar el crecimiento económico mundial, el intercambio comercial entre naciones y la estabilidad económica tanto dentro de los países como a nivel internacional, diseñando un sistema monetario internacional de posguerra. 

En el acuerdo se crearon instituciones sumamente importantes:

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) que debía garantizar el cumplimiento de las normas acordadas en lo referente al comercio y las finanzas internacionales y establecer facilidades de crédito para los países con dificultades temporales de balanza de pagos.
  • El Banco Mundial (BM) que fue creado para financiar el desarrollo a largo plazo.
  • El Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y el Comercio (GATT) creado en 1947, que tenía por meta la liberación del comercio mundial (reducción de las barreras arancelarias). En la década del 90, se convirtió en la actual Organización Internacional de Comercio (OIC) cuyos objetivos iban paralelamente a los del FMI.

En 1947, Estados Unidos creó el Plan Marshall, con el fin de reconstruir Europa a cambio de que esta última disminuyese sus barreras aduaneras y su inflación.

Se estableció un sistema de cambio conocido como el patrón oro donde existían tipos de cambios fijos en relación con el dólar norteamericano y un precio invariable del oro en dólares (35 US$ la onza de oro). Los países miembros mantenían sus reservas en dólares o en oro, y tenían derecho a vender sus dólares a la Reserva Federal a cambio de oro al precio oficial.

Los recursos para la asistencia monetaria del FMI vienen básicamente de las cuotas con que los Estados miembros contribuyen al Fondo y son determinadas en función de diversos indicadores, que tienen una repercusión enorme en el establecimiento de las relaciones internas entre dichos Estados, ya que condicionan no solo el número de votos sino también la cantidad máxima de dinero con los que puede contar cada miembro. Esto significa que los países más ricos tiene la posibilidad de acceder a volúmenes muchos más altos de financiamiento y con menos condiciones.

Así pues, desde un principio los países creadores del BM y del FMI se habían garantizado un peso suficiente para ser decisivos en la toma de decisiones en el seno de estas organizaciones. No en vano una de las críticas dirigidas a estos dos organismos es, precisamente, que fueron concebidos de manera que los EEUU se aseguraran el control sobre sus intervenciones sin compartirlo con nadie más. Estados Unidos se convirtió en la superpotencia del planeta y en el motor de crecimiento de la economía mundial transformándose en el país hegemónico donde la Reserva Federal pasa a ser el banquero del mundo y el dólar el medio principal de comercio, la unidad de cuenta y la reserva de valor para el mundo.

Las políticas macroeconómicas de los EE.UU. a finales de los años sesenta ayudaron a provocar el derrumbamiento del sistema BW a comienzos de 1973. 

La política fiscal súper expansiva de los EE.UU. contribuyó a la necesidad de devaluar el dólar, a principio de los setenta y los temores de que eso ocurriese desencadenaron unos flujos especulativos de capitales huyendo del dólar, lo que hinchó las ofertas monetarias de los países extranjeros. El mayor crecimiento monetario de los EE.UU. alimentó la inflación interior y la extranjera, haciendo que los países fueran cada vez más reacios a continuar importando inflación estadounidense a través de los tipos de cambio fijos. 

Una serie de crisis internacionales que empezaron en la primavera de 1971, condujeron al abandono de los lazos del dólar con el oro y los tipos de cambio fijos respecto del dólar por parte de los países industrializados. 

A mediados de los setenta, el sistema de cambio fijo se desmoronó pero eso no significó que la famosa institución cayera con él; el FMI evolucionó y se adaptó al mundo de los tipos de cambio flotantes, la inflación y las problemáticas surgidas de las dos crisis petroleras de los años setenta. 

Los principales países adoptaron tipos de cambio flexibles con esperanza de controlar su inflación y con la intención de contar con un mecanismo automático de la balanza de pagos que garantizase el equilibrio externo. El FMI empezó a extralimitarse en sus funciones y lo hizo definitivamente en los ochenta con el problema de la Deuda Externa. 

Empezó entonces a diseñar y negociar planes de ajuste estructural para los países no desarrollados. Diseño incluso instrumentos de financiación a largo plazo. Sin embargo, la ayuda que daba el FMI iba condicionada al cumplimiento de los planes propuestos por las instituciones al país y aconsejaba amablemente a los “clientes” cómo disfrazar con habilidad lo que el Fondo ordenaba para que pareciese su “libre” decisión. 

Hoy en día, el BM presiona a los gobiernos para que acepten los principios del libre mercado. Otra de las críticas que tiene que ver con la función real de estos organismos es que, en sus relaciones con el Tercer Mundo, el FMI no se ha puesto como objetivo impedir el endeudamiento excesivo, ni reducir la deuda. 

Por el contrario, ha sido el principal gestor de la Deuda Externa de los países del Sur, obligándolos a insertar sus economías en el mercado globalizado, eso sí, en una posición claramente dependiente. Esto a producido que las desigualdades no hayan dejado de crecer entre los países del Norte y del Sur. 

Los banqueros y funcionarios bien pagados seguramente tienen muchas razones para regocijarse con la creación de estos organismos encargados de poner “disciplina y orden” en las economías de los países pobres y asegurar el pago de la deuda externa. Estos dos hermanos siameses se han constituido en los principales factores de desestabilización económica, política y social de los países del Sur y generadores de pobreza, desigualdad e injusticia. 

Sin duda alguna, las instituciones nacidas de los Acuerdos de BW, son enormes burocracias, extraordinariamente influyentes, en las cuales los países que forman parte del FMI entran en un club en donde sólo unos cuantos tienen voto, mientras que el resto está condenado a un papel pasivo y subordinado. 

Conclusión
Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente y lo leído en la bibliografía que encuentran al final de estos párrafos, podemos concluir que el historial de las IBW a la hora de gestionar las crisis internacionales, financieras y monetarias, es lamentable; los resultados finales de los Grandes Organismos Internacionales (FMI, BM) en “supuesta defensa” de los pueblos, su desarrollo y el respeto de los derechos humanos, no han podido ser más catastróficos. 

Considero que estas Instituciones son en gran parte responsables de los problemas sociales y del proceso de globalización neoliberal en que los desequilibrios económicos no paran de aumentar y tienen nefastas consecuencias para la mayoría de la humanidad. 

Dichas Organizaciones Internacionales hablan de países en vías de desarrollo y de la necesidad de realizar cambios estructurales que permitan así el arranque de su crecimiento económico. Sin embargo, mientras se siga poniendo parches a las grandes heridas, estos pueblos continuarán sometidos sin saber ni siquiera identificar al culpable de su situación y pero aun, los países que se dicen  “desarrollados” vivirán cada vez mas ciegos a la realidad del resto del planeta. 

Quisiera presentar algunas soluciones a dichas cuestiones: en primer lugar es necesario acercar a los ciudadanos el problema que es presentado como si estuviera en manos de los Grandes Organismo cuando en realidad son los “Grandes Responsables” del mismo. Se debería también informar a las personas sobre la utilización, los resultados y sobre todo el costo de la Ayuda al Desarrollo. 

Solo desde el momento en que se tenga un conocimiento claro de la realidad social y de la realidad de la cooperación, se podrá actuar con resultados positivos. 

Finalmente, pienso que la Argentina al acceder a las condiciones que exige el FMI, accede también al embargo de la nación entera, de todas sus riquezas, de su soberanía misma, para entregarlas al moribundo sistema financiero internacional. Creo que nuestro país  debe adoptar una posición clara de ruptura con el FMI ya que esto sentaría un precedente para que otras naciones también adopten iniciativas tendientes a ponerle fin al saqueo de la oligarquía internacional, quienes padecen de una histeria violenta por cobrar una deuda injusta que resulta a todas luces impagable.

Este trabajo muestra la forma en que las IBW se han convertido en los administradores de las rupturas del equilibrio económico mundial, analizando sus inútiles esfuerzos por solventar las crisis de la deuda, lo que ha ocasionado enormes daños a las economías deudoras y ha impedido una solución adecuada hasta la fecha.

Bibliografia: 

·          Raffer Kunibert, “Las Instituciones De Bretón Woods y las crisis monetarias y financieras”, Crisis Monetarias y Financieras Internacionales, Nº 816, julio-agosto 2004.

·          Chandavarkar Anand, “Una nueva biografía de Keynes”, Trilogía de Robert Skidelsky, III Volumen.

·          Revista del Sur, “Deuda, ajuste y Bretton Woods”, Temas claves, Nº 42, marzo 1995.

·          LSF (Librería Santa Fe) Sucursal Virtual, “El Sistema de Bretton Woods (1944-1971)”.

·          Friedman Corto y Samulson Largo, “Pasado, presente y futuro”, MEFF Renta Variable Madrid.

·          Alai / Attac, “60 aniversario de Bretton Woods: Ninguna razón para festejar”, CADTM  (Comité por la anulación de la deuda del tercer mundo), 16 de junio 2004.

·          The Observer, “La creación del FMI y el Banco Mundial: El Fondo Monetario cambio de tarea”, Edición especial para Clarín, 27 de junio 2004.

·          Díaz Paz Santiago E., “El FMI, las crisis y la nueva dependencia”, Globalización y problemas del desarrollo, El Economista de Cuba Online, La Habana, enero 2001.

·          CSE-Madrid (Consulta Social Madrid), “FMI y BM: 60 años bastan: ¡14 y 15 de junio: No los queremos en Madrid!”, 11 de mayo 2004.

·          P/P (Portafolio Personal), “Acuerdo de Bretton Woods”.

·          Boron Atilio A.,”La estructura de la dominación mundial: de Bretton Woods al Acuerdo Multilateral  de  Inversiones”, Mundo/Economía/Globalización, 28 de febrero 2002.

·          La Rouche Lyndon H., “Rohatyn no debe eludir el asunto”, EIR: Boletines de prensa de Lyndon LaRouche fundador y director asociado, 24 de agosto 2001.

·          Conferencias Aliadas 1939-1945, “Conferencia Bretton Woods”, www.exordio.com

·          MSN Encarta, “Divisas”, Enciclopedia Microsoft Encarta Online, 2005.

·           La Rouche Lyndon H., “El MJL (Movimiento de Juventud Larouchista) le pide a Kichner que le diga ¡NO al FMI y SI a la propuesta de Lyndon LaRouche por un nuevo Bretton Woods!”, EIR: Boletines de prensa de Lyndon LaRouche fundador y director asociado, 10 de febrero 2004.

·          La Onda Digital, “Canciller Didier Opertti: Los acuerdos de Bretton Woods son intocables, Intachable”, N°80 del 26 de marzo al 1° de abril 2002.

·          “La Ronda Milenio de la OMC (Organización Mundial del Comercio)”, www.filosofia.net/materiales.

·          Desormeaux Jorge, “La Globalización Economica: Un Desafío y una Oportunidad”, 16 de noviembre 2000.

·          “Fondo Monetario Internacional, FMI”, www.econlink.com.ar.

·          “¿Menos FMI?”, www.sz.euv-frankfurt-o.de

·          Rajamoorthy T, “Bretton Woods y el triunfo de la hegemonía de los Estados Unidos”, Revista del Sur-Red del Tercer Mundo-Third Word Network, Nº 155-156, septiembre-octubre 2004.

·          The Observer, “La creación del FMI y del Banco Mundial: Bretton Woods, sesenta años atrás”, Edición especial para Clarín, 27 de junio 2004.

·          J. P. Zorrilla Salgador, “La administración de riesgo”, www.gestiopolis.com

·          www.elrincondelvago.com, “Bretton Woods”, Trabajo descriptivo para la asignatura de Cooperación Internacional.

·          www.un.org, “Instituciones de Bretton Woods”, documento preparado en español por la Sección del Sitio Internet de la ONU de la División de Noticias y Medios de Información del Departamento de Información Publica, en colaboración con el Departamento de Asuntos Sociales y Económicos, con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca, 9 de agosto 2003.

·          www.periodicocnt.org, “El FMI en Madrid celebrando su cumpleaños… ¡No hay nada que celebrar!, Nº 302, junio 2004.

·          Alex Wilks y Angela Word, “Actualidades de Bretton Woods”, The Bretton Woods Project, abril-junio 1998.

·          J. P. Zorrilla Salgador, “La Administración de riesgos en las Pymes de exportación”, Tesis Profesional, 2003.

*Maria Laura Sanchez
 Profesora investigadora
 Argentina 

LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital