Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

El Comando General del Ejército
de 1978 y una nación agredida

Hace muchos años, el Comando General del Ejército decidió contar que buena parte de los males que vivía nuestra sociedad en el transcurso del Siglo XX, se debían a la acción de los comunistas.

 

Este año, los Comandantes que firmaron una carta de respaldo y compromiso por actuaciones y hechos por ellos cometidos o que se llevaron a cabo cuando no ocupaban ese cargo en los años duros, demostraron que de Historia saben poco y que la ciudadanía no ha recibido algunos aportes sobre temas que fueron escritos cuando la dictadura estaba en su apogeo.

 

Ya no gobernaba Juan María Bordaberry pero a pesar de su destitución, que fue decidida por los mandos de la época cuando descubrieron que no creía ni en la democracia ni en los partidos siendo eso demasiado hasta para ellos, cuando se publica “Testimonio de una nación agredida”. Es útil  releer algunos textos de la época, en momentos en los que se escapa a voluntad un coronel y es detenido en un plazo que ni él, ni muchos en la sociedad soñaron, habiéndose  escuchado de boca de algunos líderes palabras que les pueden costar miles de votos por lo lejanas que se situaron de la realidad verdadera.

 

Ese señor, con peluca, sonriente y ubicado en pleno Palermo o Cordón sur, luego de deambular y buscar una salida del país que no consigue, provoca cambios en los lugares de detención de otros militares que están esperando su extradición por haber actuado en el Plan Cóndor, desde Argentina, y cuando se duda si alguno de los delitos de los que son acusados no quedan también fuera de la Ley de Caducidad.

 

Todo se traduce en que es muy probable que sean procesados en la Argentina en un plazo bastante corto, o quizás deban enfrentar a la justicia en nuestro país, la que cumplirá como siempre tarde en estos temas, con el análisis de los mismos.

 

Tener en la mano el “Testimonio...” lleva a recoger un par de frases que marcan toda una forma de pensamiento que no solamente no es dejada de lado sino intentada olvidar. Son frases que indican que la historia la escriben los que poseen el poder, y que éste no siempre está en las mismas manos y con los mismos intereses.

 

En la página 131 se narra que “periódicamente llegan al país y a través del Ministerio de Relaciones Exteriores las largas listas de los “torturados”, cuyos casos han sido presentados a esas comisiones internacionales ...”. “Para simple comprensión de la falsedad que encierran las denuncias, hemos tomado, a vía de ejemplo, algunos casos...” y luego se narran seis, para hacer muy fuerte el intento de demostración de la mentira que se encerraba en esas acusaciones.

 

Una nota en la página 133 nos cuenta que Toba, mencionado como en un encontronazo con Wilson Ferreira por actuar por su cuenta, es el “ex legislador Héctor Gutiérrez Ruiz, secuestrado y ultimado en Buenos Aires por organizaciones sediciosas, conjuntamente con el ex legislador Zelmar Michelini. Ambos recibieron sepultura en Montevideo”. El no contar como fue la misma, agregando esa fantasiosa explicación, demuestra como concebían que se debía contar la historia por el Comando General del Ejército en 1978, en ese libro impreso por la División Publicaciones y Ediciones Universidad de la República, Depósito Legal 136578 de Diciembre de 1978.

 

Para intentar conocer como veían algunas publicaciones los comandantes cuentan en las páginas 109 y 110 que “En su insolente prédica... el comunismo y el frentismo, que eran lo mismo, intentaron sustituir los diarios de Fasano con Ahora, que se editaba en la rotativa de BP Color y Ultima Hora, en la que había sido la vieja imprenta de El Debate, diario principista del Partido Nacional que en sus últimos tiempos había caído en poder de Gutiérrez Ruiz y otros individuos y cuyas ediciones finales fueron financiadas por las libras robadas a Mahilos, las que le fueran entregadas con ese propósito a Gutiérrez Ruiz. Así terminó la era de Fasano al servicio del comunismo en el periodismo nacional, que ya utilizaría otros personeros, como Luis Michelini a sueldo de la CIA y el Partido, quien editó “9 de Febrero” órgano aparentemente promilitar, luego del pronunciamiento castrense de esa fecha. Lo que quería en realidad era dividir opiniones militares....”. Culmina en la página 111 : “En Uruguay varios de los que siguieron lo que pregonaba en sus diarios, están presos por tupamaros o perdieron su vida defendiendo esa concepción falsa, en la que no creía ni el propio Fasano”.

 

Escribiendo en la página 109 sobre las elecciones nacionales que llevaron a Juan María Bordaberry al Gobierno, nos cuentan que “...trataron de demorar las elecciones impidiendo que votaran los afiliados a los partidos tradicionales. Sus piquetes solo permitían el paso de frentistas a las urnas. A último momento se amplió la votación de las 20 a las 24 horas y los soldados en guardia en cada urna se preocuparon e que votaran todos. El pueblo uruguayo dio así otra vez, ejemplo de madurez política. Desde luego que frente a las cifras solo les quedaba un arma, que usaron de consuno con el otro gran derrotado, Wilson Ferreira Aldunate y gritaron a todos los vientos ¡Fraude!”.

 

Y cerremos esto con la definición de quien era el General Seregni para los Comandantes del Ejército en 1978. en la página 21 nos dicen que: “Como no podían poner un hombre suyo en el vértice de la organización, eligieron a Líber Seregni, ex general del ejército con veleidades personalistas y apetitos políticos, que se sabía era simpatizante del marxismo a tal punto que quienes estuvieron cerca de él, fueron asesores militares (luego se supo) del aparato armado clandestino del comunismo”.

 

No vale la pena hoy seguir profundizando en ese texto, sirve para remarcar que las peleas que se han mostrado en estos días en diversos medios, del coronel Vázquez y los Tenientes de Artigas a los que según algunos pertenece y otros niegan; su fuga y captura, los robos a Gonzalo Fernández y Guillermo Stirling, los resultados de encuestas que afirman que es muy poca la aprobación a la actuación del Ministro del Interior por culpa de la inseguridad que se vive, parece más cuestión de  armado que real y que sirve para mostrar la situación social y política desviando los focos de atención como el cierre y apertura de algunas de las casas de La Pasiva y la prisión en suspenso que produjo el procesamiento del director de la DGI por una nota publicada en un periódico que nada tiene que ver con los Peirano Basso dueños de los Bancos Montevideo, Caja Obrera e Islas Caimán (TCB), salvo que es su Director primo de los mismos y no vinculado a ellos comercialmente, que plantean la injusticia de su presidio. ¿Debió publicarse la nota, que podía causar el procesamiento, por una declaración de alguien sorprendido por un hecho?.

 

Apenas es mencionado el dueño de la Chacra de Pando que es posible aún tenga los restos de Arpino Sosa y que pide dinero por las excavaciones –que podrían poner en peligro la misma por su estado actual de deterioro-, pero que no es el valor que corresponde a ese sitio.

 

La Reforma Tributaria es criticada al máximo y ni siquiera ha sido aprobada. Y hasta Tabaré Vázquez concurre a Zona Urbana, dirigida aún por Ignacio Alvarez aunque ya no esté Gustavo Escanlar.

 

El Coronel Vázquez que no es el Presidente, se siente mal y es posible que en estos momentos esté otra vez internado. Y por alguna razón se siente mal de estar con algunos de los compañeros de ruta de la década de los 70, y no quiere permanecer cercano a ellos.

 

Otra vez tenemos más preguntas que respuestas y la sociedad sigue su vida. Aunque cueste aceptarlo, los medios de radio y TV son solo permisarios de los mismos, no dueños de ellos, y eso no se comenta en voz alta porque asusta a periodistas y a políticos que dicen algo en pocas horas y luego desparecen por varios días si sus mensajes son contradichos con acciones que no esperan.

 

El mundo es así. El Uruguay es parte de él. Y el Presidente salió esta semana a aclarar lo que quiso decir cuando habló y tan cuestionado fue. ¿convenció a alguien?. ¿Tenía necesidad de hacerlo?. Responda usted amigo lector.

LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Un portal para y por uruguayos
URUGUAY2030.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital