Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

Importancia del ALCA para los
trabajadores y empresarios
latinoamericanos

Entrevista al Lic. Genaro Salom

El ingreso al ALCA implica diversas ventajas, pero también, ciertos riesgos. Por este motivo Jorge Ruiz, redactor del Grupo Legis, ha consultado la opinión de Genaro Salom, experto en esta problemática y consultor internacional

de negocios.

 

- ¿Cómo define Ud. el ALCA?
-
La sigla A.L.C.A. corresponden al acrónimo de Acuerdo de Libre Comercio de las Américas. Esta propuesta se fundamenta en los beneficios que el Libre Comercio aportaría a las economías hemisféricas. Al mimo tiempo va acorde y paralelamente con la evolución de las NTIC’s (Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación) las cuales precipitan cambios radicales en los modelos de comercio global. Al igual, se propone por los rápidos procesos inevitables de la globalización que, por defecto, traen consigo cambios en los esquemas de mercado y las macro y micros economías nacionales y globales.

En mi opinión es un sinónimo de la mundialización, simplemente inevitable, parte de la evolución humana en si. La pregunta no es, si el ALCA es buena o mala, esto sería una pérdida de tiempo. La pregunta debe ser ¿Qué podemos hacer en nuestros países para obtener la competitividad y calidad de productos y/o servicios necesarios para poder conseguir el mejor provecho de los acuerdos y negociaciones en el marco del ALCA?.

- ¿Qué ventajas tendrían los trabajadores latinoamericanos si nuestros países ingresan al ALCA?
-
Con respecto a este punto, nuestro entrevistado comenta: "Esto es un arma de doble filo. En la medida que los Estados y la sociedad civil participen proactivamente y se preparen para el reto del ALCA concientizando al pueblo, en la misma medida proporcional el pueblo podrá ser beneficiado o perjudicado por el ALCA.

Podemos citar el caso de Chile, México y Costa Rica como tres ejemplos de países que se han beneficiado considerablemente con los tratados de libre comercio, aunque, claro está, han tenido que pagar un alto precio por ello. De hecho Chile recientemente ratifico un nuevo tratado de libre comercio, esta vez con los EE.UU. Las expectativas de las partes son que este beneficie las dos partes y que, por ende, se refleje en la sociedad con un mejoramiento en el nivel de vida y la economía.

En el caso de países que se resisten o sobreprotegen sus productos y/o no están tomando en consideración la importancia de la competitividad y los niveles de calidad necesarios para poder negociar exitosamente, los trabajadores serían afectados de manera adversa. Claro está que esta preocupante el tiempo la determinará.

- ¿Cree usted que muchas empresas de nuestra región pueden desaparecer al entrar en vigencia el ALCA?
- Sí, sin lugar a dudas es una alta probabilidad, casi un axioma. Es lógico y obvio que todo cambio trae consigo efectos positivos y negativos. El punto no está en ponderar si estas empresas, especialmente las MIPYMES (Micros, Pequeñas y Medianas Empresas), van a desaparecer o no. Nos debemos enfocar en establecer una estrategia que fortalezca y agrupe a estas entidades con el objetivo no solo de concienciar, sino también, apoyar las diferentes iniciativas que minimicen los fracasos y el desempleo.

 

- Muchas organizaciones sindicales se oponen al ALCA porque consideran que ocasionará un aumento significativo del nivel de desempleo en Latinoamérica ¿Qué opina al respecto?

- El índice de desempleo guarda una estrecha relación con la competitividad de los Recursos Humanos, y si las organizaciones sindicales se concentraran en diseñar e implementar junto a los gobiernos y al sector privado programas avocados a reducir el impacto de estos cambios la panorámica contaría con una mayor ventaja competitiva.

Las tazas de desempleo pudiesen aumentar considerablemente en algunos países de la región. Este síndrome pudiese y debiese ser de carácter transitorio, como en todo cambio. Después de este período de posible alto desempleo lo inverso tomaría lugar: las tazas de desempleo descenderían a niveles más bajos que los previos. Lo que no es predecible es el tiempo de ajuste y asimilación o adaptación de la sociedad y del Estado.

- Las leyes laborales son muy diferentes entre los países latinoamericanos, algunos estudiosos piensan que el ALCA para poder ser exitoso requiere la uniformidad de las mismas ¿Está Ud. de Acuerdo?
-
Estoy completamente de acuerdo. Más que uniformidad, el término que yo utilizaría sería estandarización. Pero, no sólo aplicable a las leyes laborales, sino a otros muchos aspectos operativos e institucionales. Sería un éxito, un logro, que considero imprescindible para aliviar los posibles efectos adversos del ALCA.

Más aún, la "integración" regional sería para mi la "herramienta más potente" para crear un bloque sólido el cual pueda competir exitosamente en los mercados y estabilizar la región en las áreas socio-políticas. 

- ¿Cómo pueden las empresas latinoamericanas aumentar su productividad basándose en el ALCA?

- Toda empresa para poder competir exitosamente debe de entender el concepto de la "Sana Competencia". La "bienvenida" a la competencia interna o externa es el catalítico que mueve a las empresas a mejorar la calidad de sus productos, reducir los costos mediante mejoras en las áreas de producción y por defecto la productividad y la competitividad se incrementan. Esto se refleja directamente en la sociedad de varias maneras como mejores precios, derechos del consumidor, mejores niveles de vida, etc..

LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Inicio

Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital