Contáctenos

Modernización en los estudios del Derecho en Uruguay, a 165 años de su inicio

Diálogo con la Decana Esc. Teresa G. Gnazzo

Desde la primera semana de octubre la Facultad de Derecho de la Universidad de la República conmemorará los 165 años del comienzo de la educación jurídica universitaria en Uruguay, como hace referencia la revista Nexo de dicha Facultad. Este acontecimiento está directamente vinculado a los orígenes y nacimiento de dicha casa de estudio.

"La primera iniciativa correspondió al sabio Dámaso Antonio Larrañaga que como senador presentó en 1832 un proyecto de ley que marcó el inicio del proceso fundacional de la Universidad de Montevideo". "La actual Facultad de Derecho es la continuadora natural de los estudios de Derecho iniciados el primero de marzo de 1836 con el dictado de curso de Derecho Civil por el profesor doctor Pedro Alcántara de Somellera ". La ONDA digital dialogó con la actual Decana de dicha Facultad, escribana Teresa G. Gnazzo sobre este acontecimiento y varios temas de la actual situación universitaria.

La escribana Gnazzo es docente grado 5 de Derecho Privado desde hace 32 años, ha integrado todos los órganos del cogobierno universitario, es investigadora y ha publicado varias obras: Dsde el 16/04/98 decana de esta Facultad.

- Decana,  ¿cómo se festejarán estos 165 años del estudio del Derecho en Uruguay?

- Se festejan junto con  los 90 años de  haberse inaugurado el edificio Central de la Universidad, son dos festejos muy importantes, uno que se refiere al área del Derecho  y el otro a este edificio emblemático donde hoy funciona el rectorado y nuestra Facultad, que a partir de su inauguración en 1911 se convierte en un lugar  muy importante dentro de la ciudad y el país. 

Los festejos se iniciarán el martes 8 de agosto a las 11 horas desde el Paraninfo con la presencia de autoridades nacionales, departamentales y académicas. Participará el Intendente de Montevideo Arquitecto Mariano Arana  en Calidad de arquitecto hablándonos del edificio y el Dr. José Claudio Williman, cuyo padre fue rector de esta universidad  y estaba vinculado a la Facultad de Arquitectura. Estos festejos se realizarán junto a la Fundación  Couture que apoya todas las actividades de esta Facultad y que colaborara en estos festejos en forma primordial. Los festejos se desarrollarán entre el  8 y 19 de Octubre próximo. 

- ¿La Facultad de Derecho siempre funcionó aquí?

- Sí, siempre funciono aquí, junto con el rectorado y en determinado momento también funcionaron en este edificio  las Facultades de Ciencias Económicas  y de Derecho y Ciencias Sociales, que luego en 1989 se separó y se transformó en Facultad de Ciencias Sociales.

- ¿Qué población estudiantil tiene hoy la Facultad de Derecho?

- Junto a Medicina y Ciencias Económicas somos las Facultades con mas población estudiantil. De acuerdo al censo del año 1999  teníamos 13.800 estudiantes. En este momento tenemos más de 15 mil alumnos. 

- ¿Usted tiene una explicación de porqué hoy se estudia Derecho en Uruguay?

- Este tema puede tener varias repuestas, de acuerdo a lo que se quiera saber o analizar. Una puede ser  que el tema surge cuando en Secundaria hay un bachillerato diferenciado, donde el bachillerato humanístico tiene mayor número de estudiantes que los con definiciones científicas o de matemática, por lo que quizás tenga que ver con una orientación que el estudiante va tomando en la forma y manera en que se viene impartiendo la enseñanza en la actual enseñanza secundaria. Si los estudiantes en secundaria están más volcados a las ciencias sociales y humanistas naturalmente luego van a continuar en estas áreas  y dentro de estas la del Derecho es de las más importantes, ya que no sólo le permite desarrollar las ciencias sociales  sino aprender las normas por las que se rigen las sociedades humanas. 

Otra explicación puede ser que al ser muy alto el número de estudiantes de las áreas científicas tecnológicas  que pierden sus exámenes en estos bachilleratos, piensen que pueden continuar estudiando y desarrollándose en el área de las Ciencias Sociales y entre ellas las del Derecho.

Debemos tener en cuenta que los estudiantes no nacen cuando entran en Facultad, primero hacen la escuela, el liceo y luego recién llegan a las Facultades. 

En los bachilleratos diferenciados los estudiantes no tienen la suficiente información de qué pueden hacer luego en las distintas áreas del conocimiento a nivel universitario Pero debe tenerse en cuenta en el momento de analizar este tema que siguen entrando muchos estudiantes en medicina  y también ahora en ingeniería especialmente en las áreas de la informática. 

- ¿Por sus palabras percibo que usted piensa que los estudiantes en secundaria no reciben todos los elementos necesarios para llegar a la universidad?

- En el período en que el presidente del CODICEN era el profesor Germán  Rama, nosotros habíamos pedido reuniones para analizar este tema y ahora ya hemos firmado convenios con las nuevas autoridades sobre este tema. Nosotros notamos que la idea que se tiene en secundaria es que para prepararlos para entrar en Derecho solamente tienen que darles en un año una materia de introducción al Derecho y eso no es así, hay que formarlos en matemática también. Las matemáticas son fundamentales, no sólo para aprender las operaciones emergentes de las enseñanzas de las matemáticas, sino para orientar una forma de pensar, una estructura de pensamiento. 

- Usted hace muy pocas semanas habló públicamente con mucha fuerza sobre una situación crítica por la que pasaba su Facultad, ¿en qué estado se encuentran hoy? 

- Hoy se va orientando muy positivamente, se están aplicando los proyectos institucionales que la universidad planteó al gobierno cuando su presupuesto quinquenal, proyecto que está apuntando al desarrollo de determinadas áreas que la Universidad considera primordiales y el reforzamiento de áreas que estaban debilitadas, hay uno que se denomina  “atención de la creciente demanda del alumnado” y la Facultad de Derecho entra en esta categoría, para poder recibir una asignación presupuestal  que le permita atender esa creciente demanda de alumnado que llega a nuestras aulas. 

Este año se le asignó a esta Facultad una partida de 105 mil de dólares para hacer una atención distinta a la que se venía haciendo, dado la creciente demanda  por el número elevado de alumnado de esta casa de estudio.

En este segundo semestre ya podremos utilizar  este dinero para desarrollar varios de los proyectos  presentados, entre ellos el de las tutorías  para estudiantes de primer año, que son dos mil quinientos. 

Hasta ahora no teníamos con el presupuesto regular formas de atenderlos en forma personalizada, en esta etapa podremos atenderlos con tutores y brindarles apoyo informático, Internet, correo electrónico. Esto se sumará a sus clases regulares, que son clases masivas, que en algunos casos llegan a doscientos cincuenta y trescientos alumnos. Debe tenerse en cuenta el impacto que significa para un estudiante que viene de grupos  mucho más pequeños del bachillerato diferenciado.

- ¿Pero sus“palabras fuertes” tenían que ver también con un estado crítico del edificio de esta Facultad?

- Si, en la biblioteca hubo un derrumbe, este edificio está cumpliendo noventa años, construido con reglas constructivas de hace noventa años o un poco más porque se empezó a construir en 1905, aquellas técnicas de construcción, hoy son vulnerables a ciertos movimientos que se vienen produciendo en la zona, producto de nuevas construcciones  de edificios  que mueven la base donde se sustenta éste. 

En  la biblioteca se deslizó parte importante de la mampostería del techo que estaba a quince metros de altura. Se nos sumó la inhabilitación de la sala de Consejos de la Facultad que estaba en situación de riesgo.

En concreto para estos temas la Universidad tuvo una enorme sensibilidad y asignó dineros que estaban destinados a otros rubros para solucionar este problema. 

- ¿En qué aspectos debe  modernizarse o actualizarse la enseñanza del Derecho?

- Nosotros tenemos un convenio con Francia que nos permite recibir todos los años docentes franceses especializados en el área informática, que vienen a formar a nuestra gente  y a la vez se desarrollan varios proyectos  entre la Facultad y la Suprema Corte de Justicia, y el Poder Legislativo. La enseñanza del Derecho y la investigación en Derecho así como la profundización en las áreas jurídicas en este momento no pueden prescindir de los avances tecnológicos, ya que por ejemplo las bases de datos de nuestra biblioteca y de las otras Facultades de Derecho del resto del Mundo están en red, no se puede prescindir en ninguna investigación jurídica de estos elementos. 

La utilización de la informática también la aplicaremos a la enseñanza dentro de la Facultad, uno de los proyectos es que para una de las materias de primer año –Privado Uno- comencemos a utilizar la informática. Ya lo hacemos con la enseñanza de “Técnico asesor en relaciones laborales” que lo dictamos desde el “aula virtual”  en Montevideo y 7 departamentos del interior, complementado luego por la pagina web de la Carrera y el correo electrónico del profesor. 

- ¿Cómo es el reracionamiento de esta Facultad con las instituciones privadas que enseñan Derecho?

- Hay muy buena relación, en primer lugar porque creo que es positivo que haya varias ofertas y los estudiantes tengan varias opciones. Siempre que hay más de uno en algo se crece juntos, se crece parejo y se crece más, en la medida que nos estamos midiendo permanentemente  también la creatividad se desarrolla mejor y las propuestas son de mejor calidad, estamos todos en buenas relaciones. 

Los docentes de todas las universidades privadas son docentes de la Facultad de Derecho de la Universidad de la República.  Son formados por esta Facultad, esto hace que la calidad de la enseñanza sea la misma, se diferencian en algunas situaciones, por ejemplo el número de estudiantes por salón, no en todas las materias, pero por lo general en las privadas son mucho menores que en nuestras aulas. 

- En estos momentos sé ha generado una controversia entre la FEUU y el rector Guarga a propósito de una decisión del CDC universitario de cobrar algunos cursos de postgrado. ¿ Cuál es su posición al respecto?

- Lo que votó el CDC es una resolución muy bien elaborada, muy conceptual que diferencia los postgrados de carácter académicos (que van a seguir siendo gratuitos), de los postgrados que tienen un perfil profesional, por ejemplo un médico se recibe y se va a especializar en un área determinada haciendo lo que se llama una especialización, esto va a seguir siendo gratuito. 

Pero hay ciertos postgrados que tienen un perfil esencialmente profesional que buscan desarrollar habilidades y destrezas  que van a empezar a cobrarse. En cada caso se necesitará una aprobación del CDC, previa presentación de cada Facultad de los casos específicos que desean hacer este tipo de postgrados, esencialmente no académico pero sí de desarrollo de habilidades y destrezas profesionales. 

- ¿Será un arancel común?

- No, tendremos que decirle en cada caso al  CDC, qué es lo que deseamos cobrar de acuerdo a lo que le vamos a dar al profesional, para qué vamos a destinar ese arancel, porqué ese arancel, cuál es el costo en docentes nacionales y/o extranjeros, el costo de infraestructura; luego de volcar en cada caso esta información en el CDC, este decidirá por mayorías absoluta si aprueba la solicitud o la rechaza. 

- ¿Los estudiantes  están de acuerdo?

- El CDC es un órgano integrado por órdenes universitarias o sea es un organismo de representantes de los distintos sectores universitarios donde se discute  en forma plural y luego se vota. Luego surge la voluntad de este órgano y es por lo tanto la que todos tienen que acatar, en este caso el CDC emitió su voluntad, cada uno es libre de discrepar, libertad primero que está en no votar algo, en que uno no está de acuerdo o en dar argumentos en contra del voto de los demás, es lo mismo que pasa a nivel de otros ámbitos nacionales que luego que se toman las decisiones por mayoría hay que respetarlas ya que son formas democráticas republicanas de votación y este fue el caso de la decisión del CDC sobre este tema. 

Esta discusión ya llevaba más de un año y era necesario tomar una decisión luego que se escuchó a todos los representados allí. Se decidió dentro de los parámetros democráticos establecidos. 

- Entonces, para usted ¿es un tema cerrado?

- Si, lo es. Claro los temas se cierran o se abren de acuerdo a circunstancias, quizás si esta universidad pública tuviera otro presupuesto se podría votar  que este tipo de profesionalización fuera gratuito. Hoy el resultado fue este que se conoce públicamente, yo voté afirmativamente como lo votó la mayoría del CDC, lógicamente siempre en este tipo de mecanismo existe la posibilidad de pedir reconsideración, pero claro, se tendrán que tener en cuenta también las proporciones necesarias para las reconsideraciones. 

- ¿Cómo es su experiencia en Derecho, en relación con los estudiantes?

- Ha sido muy buena como docente que soy, siempre tuve muy buena relación con los estudiantes, creo que una buena relación pasa en primer lugar por respetar al estudiante. Y desde aquellos primeros días como docente cuando tenía 28 años los respete especialmente, en esa línea sigo, y hoy en el decanato hago esfuerzos muy importantes para un relacionamiento respetuoso de un decanato abierto donde todos los estudiantes  o en grupo, o en representación del gremio o solo o como sea, pueden venir y yo los atiendo, los escucho, dialogamos  y hasta ahora no he tenido ningún enfrentamiento ni personal, ni de grupo referido al gobierno de la Facultad, ni a mi actividad como decano. Sí hemos tenido discrepancias conceptuales que se manifiestan por ejemplo en las votaciones del consejo de Derecho, es el caso actual de un reglamento de exámenes. 

- ¿Ha tenido alguna dificultad en el cargo, por ser mujer?

- La experiencia me resulta muy buena, no ha sido fácil, reconozco la existencia de discriminación pero no me he sentido discriminada, todo lo contrario el solo hecho de haber sido elegida como la primera mujer para un cargo que generalmente era ejercido por hombres, rompe si es que la había, una discriminación anterior. En realidad  yo pienso que no había discriminación sino un problema de circunstancias, un problema en realidad de hasta donde  las mujeres habían podido llegar al cogobierno universitario.  

- ¿Estaría dispuesta a ser Rectora de la Universidad, si le ofrecen el cargo?

En ese caso se romperían dos tabúes: el que un profesional del Derecho sea Rector y que lo fuera una mujer. 

Si usted me pregunta si yo como Decana de Derecho puedo llegar a ser Rector le diría que sí. Otra cosa es si yo quiero, hoy por hoy pienso que es un tema muy complejo. Ya que es un tema que está vinculado a varias opciones que uno tiene que hacer en la vida y que me es hoy muy difícil de responder y dependerá de muchas circunstancias. LA ONDA® DIGITAL

 

 

 

Inicio

URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista LA ONDA digital