Presione aqui para ver el pronóstico meteorológico de Montevideo

Antonio Gades:
Aprendí que “primero está
lo ético y después lo estético”

Antonio Gades, el gran genio del baile español, murió el 18 de julio en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid a los 67 años. Gades murió a causa del cáncer que padecía desde hace años, rodeado por las hijas María, Tamara y Celia y por su esposa, Eugenia. 

Antonio Esteve Ródenas, su verdadero nombre, nació en el seno de una familia pobre el 16 de noviembre de 1936 en la ciudad de Elda, Alicante, aunque a los cinco años se mudó a Madrid siguiendo los pasos de su padre, un militante republicano que había partido como voluntario para la defensa de la II República.

Gades pasará a la historia por haber revolucionado la coreografía del baile tradicional español con creaciones como Bodas de sangre, Fuenteovejuna, Carmen o El amor brujo.

El artista no pudo terminar finalmente su ballet sobre “El Quijote”, pero hizo historia como el gran renovador del género. También exploró otros ámbitos artísticos como el cine, donde colaboró con grandes directores, o la fotografía, indicó el diario “El País” de Madrid, al dar a conocer su fallecimiento.

Una de las características principales de su danza fue plantear una relación muy estrecha con la literatura, representando en coreografías obras de autores como Federico García Lorca, Lope de Vega o Mérimée.
 
Siendo aún niño tuvo que abandonar sus estudios para trabajar en distintos oficios, que alternaba con su afición a los toros. Fue “descubierto” por la bailarina Pilar López, a quien debe el sobrenombre de Antonio Gades y de quien aprendió que “primero está lo ético y después lo estético”, que fue la divisa de su vida.

“Empecé a bailar por el hambre a los 16 años, mamé el flamenco en la calle. No soy ni gitano ni andaluz, y en aquella época el hijo de un obrero tenía que ser obrero. Me encantaba estudiar, pero no pude, y para sacar el cuello tenías que ser bufón, boxeador, ciclista o torero. Del boxeo me quité a la primera hostia (golpe) que me dieron, y aunque de ciclista me iba bien, enseguida me puse a bailar. A dar saltitos”, recuerda en su nota “El País”.

Gades llegó a ser el primer bailarín de la compañía de Pilar López, en la que trabajó durante casi diez años. En 1961 presentó su primer espectáculo de éxito, “Ensueño”, y en 1962 debutó en la Scala de Milán.

Tras una fructífera etapa en Italia -trabaja con Antón Dolin en "Bolero2 para la Opera de Roma y debuta en 1962 en la Scala de Milán- reaparece en el tablao madrileño El Corral de la Morería y se lanza al celuloide como actor en 1963 son el musical "Los tarantos", de Rovira Beleta, con quien volverá a trabajar en 1967 en "El amor brujo".

Tras su retorno al tablao madrileño “El Corral de la Morería”, Gades se lanzó al cine como actor en 1963 con el musical “Los tarantos”, de Rovira Beleta, con quien volvió a trabajar en 1967 en “El amor brujo”. Su carrera cinematográfica continuó “Con el viento solano” (1965), “El último encuentro” (1966) y “Los días del pasado” (1977).

Gades bailó entre con Carla Fracci y Rudolf Nureyev. En 1970 formó su propia compañía de baile y obtuvo el Premio Nacional de Teatro. El artista llevó “El amor brujo” a los principales escenarios de Europa, América y Asia, llegando a la consagración internacional con “Bodas de Sangre”, en 1974.

“Yo no soy un folclorista, pero estudié el folclore como un poeta estudia la gramática. Un poeta busca la palabra, y si no existe, la crea. Pero no hace diccionarios. Mi idea era hacer algo más con ese folclore, no truncarlo del pueblo y prostituirlo, sino coger la esencia y hacer otra cosa, contar una historia con el movimiento. En el fondo, lo primero es el movimiento. Y a partir de ahí, con la literatura, la música, las costumbres, los trajes, las luces, vamos a ver cómo contamos historias”, explicó a la prensa.

Se casa en 1964 con la tonadillera y actriz Marujita Díaz, apadrinados por Luis Escobar y Lucía Bosé. La unión duró 20 meses, pero Gades sigue su ascenso impararle y recibe la Medalla de Oro al Mérito Turístico después de intervenir con gran éxito en el pabellón español de la Exposición Universal de Nueva York.

Su carrera cinematográfica incluye, en esta década, títulos como "Con el viento solano" (1965) a las órdenes Mario Camus, realizador que extrae su mejor registro dramático en el papel del gitano Sebastián. "El último encuentro", 1966 y 2Los días del pasado", de 1977 -caracterizado de "maquis"- son otros títulos de su filmografía, en la que destacó por su físico, especialmente apto para papeles raciales.

El gran bailarín comparte escenario con Carla Fracci y Rudolf Nureyev, se suceden los reconocimientos y, por fin, se lanza en 1969 con su propio ballet: una cooperativa de poco más de una docena de integrantes que presenta en París y con la que mereció en 1970 el Premio Nacional de Teatro.

Ya entonces, y después de su unión con la bailarina de TVE Sandra Lebrouch, había iniciado su relación con Pilar San Clemente, miembro de su compañía que conocía desde 1957 y con quien tuvo dos hijos, Elsa e Ignacio. Se separaron en 1971 y dos años después se unió a Pepa Flores "Marisol", con quien tuvo tres hijas: María, Tamara y Celia. Con ella rodó en 1977 la antes citada, "Los días del Pasado", bajo la dirección de Mario Camus.

Con su compañía, Antonio Gades recorrió los escenarios de Europa, América y Asia, y posteriormente su versión de "Bodas de Sangre", en 1974, que le consagró internacionalmente. Sin embargo, un año después anuncia su retirada y más tarde la disolución de la compañía.

Tras la muerte de Franco, acepta dirigir (1978) el Ballet Nacional de España (BNE), un periodo que termina con su cese el 3 de marzo de 1980 y la disolución del ballet por carecer de entidad jurídica.

Junto con los bailarines, que solidariamente abandonaron el ballet, forma el Grupo Independiente de Artistas de la Danza (GIAD), cooperativa que dirigió hasta 1981.

Atraído por la interpretación y a las órdenes de Carlos Saura protagoniza junto a Cristina Hoyos y Laura del Sol la trilogía cinematográfica "Bodas de sangre", 1981; "Carmen", 1983 y "El amor brujo", 1986.

Este trabajo le unió con gran éxito al director aragonés, y concretamente, "Carmen" fue designada en 1984 candidata al Oscar a la mejor película en lengua no inglesa. Con el mismo título, Gades estrenó en marzo de 1983 un espectáculo que exhibió por todo el mundo.

Poco después llega su ruptura con Pepa Flores, en septiembre de 1986, con la que había contraído matrimonio civil en Cuba el 5 de octubre de 1982, apadrinados por Fidel Castro y Alicia Alonso. Desde entonces, mantuvo una relación con la suiza Daniela Frey, con quien también se casó en 1980 y de la que se separó en 1993.

De finales de 1989 es su siguiente espectáculo "Fuego", basado en la película "El amor brujo", y sigue colaborando con Carlos Saura, esta vez en el largometraje-documental "Flamenco".

Reconstruye su compañía, y el 20 de diciembre de 1994, estrena "Fuenteovejuna", su último espectáculo, una adaptación de Caballero Bonald sobre el texto de Lope de Vega que encandiló al mundo y con la que se enfrentó de nuevo al miedo a defraudar, dijo entonces.

Esta coreografía, fue retomada en 2001 por el renovado Ballet Nacional de España de su alumna, Elvira Andrés, con el mismo mensaje: "todos a una" contra los abusos del poder.

Candidato al Premio Príncipe de Asturias de las Artes 1997, recibió numerosas distinciones: Premio Nacional de Danza en su primera edición de 1988; Premio del Gran Teatro de La Habana (1990) o Premio de las Artes Escénicas "Corral de Comedias" de Almagro (2002).

El año pasado fue homenajeado en la XLIII edición del Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión, a cuya gala no pudo asistir.

Aficionado a la pintura, se sintió comunista por influencia de su padre republicano, y militó en el Partido Comunista de los Pueblos de España.

Desde su primera visita en 1975, siempre mantuvo una especial relación con Cuba, donde vivía a temporadas y donde fue condecorado en junio de 2004 por Fidel Castro .

Antonio Gades estaba casado, desde hace unos meses atrás, con Eugenia Eiriz, quien ha estado junto al bailarín en los momentos más difíciles de la enfermedad.

Con Paco de Lucía en Nueva York
Participó con su compañía en la conmemoración del primer centenario de la Casa de España en Nueva York y, en solitario, hizo la coreografía de 'El amor brujo', con el cuerpo de baile de la Opera de Chicago. Con su compañía, en 1970 triunfó en el Odeón de París, éxito compartido con Paco de Lucía a la guitarra. En noviembre inició una gira con El amor brujo por Argentina y Oriente Medio. Esta representación estuvo en España en 1971, durante 1972 por varios países de Europa, América, Japón, Irán, Marruecos y, finalmente, en el Palacio de la Música de Barcelona. A su regreso fijó su residencia en Altea.

En 1974 presentó en Roma 'Bodas de sangre', con música de Emilio de Diego, y también la trajo a España. Cansado tras 23 años dedicados al baile, en junio de 1975 anunció su retirada. Pocos meses después disolvió la compañía y se retiró. Entre 1976 y comienzos de 1977 rodó con Mario Camus y con su compañera Pepa Flores "Marisol" 'Días del pasado'. En 1977 y 1978 volvió a bailar durante la gira que realizó Alicia Alonso por Estados Unidos y Cuba, estrenando en La Habana Ad libitum con el Ballet Nacional de Cuba.

En 1978 aceptó el cargo de director del Ballet Nacional Español, tratando de recuperar a los grandes coreógrafos. Representó 'Bodas de sangre', 'Fandango', 'El sombrero de tres picos', 'El amor brujo' 'Retrato de mujer', etc. Consiguió importantes éxitos en la Ópera de Berlín, el Festival de Spoleto (julio de 1979), el Festival Cervantino de México y la gira por España y América. Fue cesado por el ministro de Cultura en 1980, a la vez que se disolvía el Ballet por carecer de entidad jurídica.

Junto con los componentes del Ballet, que lo abandonaron como muestra de solidaridad, creó el Grupo Independiente de Artistas de la Danza (GIAD), debutando en agosto de 1980 en Pamplona, para seguir con una gira nacional y por América. A su regreso en diciembre inició el rodaje con Carlos Saura de 'Bodas de sangre', en la que es protagonista y coreógrafo. La repentina muerte del administrador del GIAD, Alberto Larios, en febrero de 1981, la suspensión de la gira y los problemas internos precipitaron la ruptura del grupo al abandonar Gades su dirección en septiembre de 1981. El bailarín volvió para trabajar en Venezuela junto con unos pocos miembros del grupo.

Inició el rodaje de Carmen, a las órdenes de Saura, en febrero de 1983. En marzo de 1983 se estrena en Madrid el ballet de igual nombre. Con está producción consiguió el Pegaso de Oro en el Festival de los dos Mundos de Spoleto (julio de 1984), la Medalla del Verano Teatral Veronense (agosto de 1984) y la Máscara de Plata para la Danza en Campione D'Italia (octubre de 1984).

En septiembre de 1985 empezó a rodar con Saura “El amor brujo”, con Laura del Sol y Cristina Hoyos. En diciembre intervino en la representación de 'Bodas de sangre', en los actos de conmemoración del X aniversario de la creación del Ballet Nacional Español, en el teatro de la Zarzuela. Mientras, preparaba con el director Saura su espectáculo 'Fuego', con coreografía basada la película 'El amor brujo', con Stella Arauzo. La obra se estrenó a finales de enero de 1989 en el teatro Chatelet de París. Luego inició una gira por Japón, Hong-Kong, Turquía, Suiza, Alemania, España (3 meses en el teatro Monumental de Madrid) e Italia (enero a marzo de 1990).

Retirado para preparar su siguiente ballet, en 1994 volvió a trabajar con Saura en 'Flamenco' y el 20 de diciembre de ese año con su compañía reconstruida llevó a Génova 'Fuenteovejuna', adaptación de Manuel Caballero Bonald sobre el texto de Lope de Vega, comenzado en 1979. Coincidiendo con el inicio del rodaje de 'Flamenco', en enero de 1995 Gades empezó una gira por Japón con su última producción, que presentó en abril en la Maestranza de Sevilla. Por esas fechas anunció su intención de retirarse para preparar a artistas jóvenes.

Según a publicado El Periodico; “Es difícil rastrear la vida sentimental de este seductor. En 1964, se casó con la folclórica Marujita Díaz, famosa entonces sólo por sus interpretaciones. "En contra de las apariencias, era un tía cojonuda y muy vital. Pero no teníamos nada en común". Así explicaba un matrimonio que en la práctica duró 20 meses. Una bailarina de su compañía, Pilar San Clemente, le dio a sus dos hijos mayores, Elsa e Ignacio.

Pero posiblemente la relación más aireada por el papel cuché fue la que vivió con Marisol, la niña prodigio del régimen, a quien, se dice, reconvirtió en Pepa Flores, la roja. Fueron padres de tres hijas: la actriz María Esteve, Tamara y Celia. Una suiza joven y millonaria, Daniela Frey, se cruzó en la trayectoria de la pareja, que se disolvió en 1986. La historia con Frey también se agotó, en 1993. En la actualidad, el bailarín y coreógrafo estaba casado con Eugenia Eiriz”. 

Recordando la relación con la famosa Marisol recuerda que “En 1973 Antonio Gades y Pepa Flores iniciaban una relación fruto de la cual nacerían las tres hijas de la artista (María, Tamara y Celia). El 5 de octubre de 1982 el bailarín y la artista se casaban en Cuba. La relación entre ambos se rompería definitivamente en 1986, año en el que Pepa Flores decide dejar el mundo artístico y regresa a Málaga con sus hijas”. 

Premios
En 1995 recibió el Premio Homenaje del Gobierno argentino por cimentar los lazos culturales entre ambas naciones. Ese año representó en Bilbao 'Carmen' y 'Fuenteovejuna', y en Barcelona Fuenteovejuna. Participó en 1996 en el Ravenna Festival (Italia) con 'Carmen'. Representó 'Fuenteovejuna' por diferentes países del mundo desde noviembre de 1995 hasta marzo de 1997, en Italia, Reino Unido, Venezuela, Cuba, Brasil, Chile, Uruguay, Argentina e Indonesia. En septiembre de 1996 regresó a Barcelona, donde representó Fuenteovejuna y Carmen.

Recibió el 11 de diciembre de 1995 el Premio de Dirección Coreográfica de la Asociación de Directores de Escena (ADE) por su trabajo en Fuenteovejuna. Seguidor de las teorías del bailarín Vicente Escudero, al que nunca vio en un escenario, se le consideró a mediados de los sesenta como su sucesor e incluso de Antonio, lo que él rechazó. No aceptó ser definido como artista; prefirió "trabajador del baile".

Recibió también la Medalla de Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Premio Vicente Escudero de danza y coreografía, el Premio Carmen Amaya, el Premio Nacional de Teatro de 1970 al mejor ballet español, el Premio del Gran Teatro de La Habana (2 de enero de 1990), el Premio Luigi Tani (abril de 1990). También era Premio Nacional de Danza 1988.

Las últimas tres semanas permaneció ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital madrileño Gregorio Marañón, donde murió el 18 de julio  ''La única pena de morir no consiste en no poder bailar, sino en no poder volver a navegar", pues siempre que podía embarcaba en su velero para dirigirse a Cuba.

Gades también reconoció que cuando se encontraba en el hospital con tubos por todo el cuerpo, recordaba sin remedio al dictador español Francisco Franco, ya que, según expresó, ''desde que nací siempre tuve claro que mi destino final era el trullo (la cárcel), no el Olimpo".

Por disposición expresa de Gades, sus restos fueron incinerados en la más estricta intimidad y no recibierón ningún tipo de homenaje póstumo.

Lo único que sí pidió a sus familiares fue que tras su muerte se creara una fundación que dedique todos sus esfuerzos a la promoción y ejercicio de la danza española y el flamenco, a la que dejó un legado vital, tanto por sus métodos e ideas vanguardistas como por los decenas de discípulos que recibieron con generosidad sus hondos conocimientos.

Alicia Alonso, directora del Ballet Nacional de Cuba, quien fue su maestra y amiga, también expresó su pesar por el deceso ''de un gran amigo de la Revolución y del pueblo cubano, un valiente de la vida y de la muerte, por eso es triste, pero al mismo tiempo hay que despedirlo con un gran aplauso para que siempre lo escuche donde quiera que esté".

El director del Ballet Nacional de España, José Antonio Ruiz, añadió que Gades era un ejemplo de ''la dignidad, la elegancia y la integridad de un grandísimo artista, irrepetible, con un compromiso al máximo con el baile". 

El puerto de su vida
En una carta escrita el 14 de julio desde el hospital, Gades, escribe a Raúl Castro, hermano menor del presidente Fidel y ministro de Defensa, que cuando el falleciera hiciera con sus cenizas lo que creyera "conveniente."
 

Tas su fallecimiento su esposa y tres de sus hijas dispusieron en una ceremonia íntima, su incineración trasladaron trasladando luego sus cenizas a la isla de la que había dicho: "No es una simple aventura, es el puerto de mi vida." Para descansar en el puerto de su vida, Gades escribió en su lecho de muerte en una hoja membretada del hospital Gregorio Marañón de Madrid a Raúl Castro, “Jamás pensé tener el honor de llegar a ser su compadre, pero desde que le conocí siempre estuvo dentro de mí por su firmeza, su ejemplo de verdadero comunista y su fidelidad a nuestro Comandante -Fidel Castro” (...) “Quiero que sepa que lo único que siento es no haber hecho más por la Revolución”, 

Al llegar a Cuba sus restos fueron provisionalmente trasladados al Ministerio de las Fuerzas Armadas en La Habana, en presencia de su familia, de Raúl Castro y la esposa de éste, según imágenes publicadas por el diario Granma. Pero su destino definitivo será la Sierra Maestra. Desde su primera visita en 1975, Gades estableció una fuerte relación con Cuba y su revolución.

"Quiero que sepa que lo único que siento es no haber hecho más por la Revolución," dijo Gades en su carta manuscrita a Raúl Castro, del que se despidió diciendo "siempre a sus órdenes". 

La estrella del flamenco español había hecho realidad el pasado invierno, ya gravemente enfermo, su sueño de llegar a Cuba en su velero atravesando el Atlántico. En esta oportunidad  fue  condecorado por Fidel Castro con la Orden José Martí, la máxima condecoración del país.

El cantautor cubano Silvio Rodríguez acompañado por casi 200 músicos de siete orquestas sinfónicas de Cuba, dedicó la actuación que ofreció en la ciudad de La Habana a la memoria de Gades  El concierto celebrado el jueves 22 de junio en la plaza de la Revolución en conmemoración del asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953 se convirtió así en un homenaje publico al gran artista español.

LA ONDA® DIGITAL


Contáctenos

Archivo

Números anteriores

Reportajes

Documentos

Recetas de Cocina

Marquesinas


Inicio

Un portal para y por uruguayos
URUGUAY.COM

© Copyright 
Revista
LA ONDA digital